902 555 665

SIRSA: de la combustión a la electrificación

Aumenta la incorporación de coches eléctricos por parte de  empresas públicas y privadas

Menos consumo, menos contaminación y más ahorro. Cada vez más, las empresas están invirtiendo esfuerzos en esta fórmula. SIRSA no se ha quedado atrás: acaba de comprar un vehículo eléctrico para el parque de atracciones Tibidabo. Se trata de un vehículo pensado para largos recorridos que requieren continuas entregas y retiradas de mercancía. 100% fabricado en España, tiene una autonomía de 120 km/h.

Medioambiente y movilidad sostenible son dos caballos de batalla con los que SIRSA ha decidido construir su visión de futuro. En 2015 renovando parte de su flota de vehículos en Barcelona y Madrid incorporando tecnología TDCi a todos los motores. Hoy, apostando por la incorporación de vehículos eléctricos en equipamientos públicos. Todas estas acciones tienen un mismo objetivo: disminuir la huella de carbono y luchar contra el cambio climático.

Es importante tener en cuenta las cifras: el número de vehículos ha crecido exponencialmente en las últimas décadas. En España datos de la DGT muestran que en un periodo de 30 años, desde 1972, el número de vehículos se ha multiplicado más de 4 veces. Si bien en 2016 se vendieron 4.750 vehículos 100% eléctricos, lo que supuso elevar el parque eléctrico en un 76%, las carreteras de nuestro país tienen aun 22 millones de vehículos de combustión. La limpieza atmosférica de los primeros queda diluida con la contaminación de los segundos.

Con estos datos, se hace evidente que la popularización de vehículos cero emisiones constituirá un punto de inflexión en la contaminación atmosférica. Sin embargo, lo cierto es que trabajamos contrarreloj. Y el informe independiente que Monitor Deloitte ha hecho público en marzo de 2017 es una prueba de ello.

Precisament el informe remarca la importancia del paso de la combustión a la electrificación de las flotas de vehículos tanto privados como públicos. Así como la creación de una infraestructura pública de recarga.

SIRSA deja claras sus líneas de actuación en cuanto a medioambiente se refiere: el transporte eléctrico se perfila como una de las soluciones a tener en cuenta a la hora de revertir el cambio climático, así como de recuperar una salud atmosférica. No se puede caminar en otra dirección. Es una cuestión de responsabilidad.

SERVICIOS

 

TRABAJA CON NOSOTROS

SÍGUENOS

empresa asociada a